Chile se ubica entre los 20 países más felices del mundo

En redes sociales los Pitufos te dicen qué hacer para ser feliz. Imagen tomada de Twitter @ONU_es

En Estados Unidos, por ejemplo, renta media de los estadounidenses se incrementó en la última década, pero su felicidad va en descenso.

Los noruegos, aquí celebrando durante un partido de fútbol internacional, son los más felices del mundo, dice el informe.

Además, los ticos se ubican en el undécimo puesto del ránking global, liderado por Noruega, Dinamarca, Islandia y Suiza.

Asimismo, resaltó que las variables clave en las diferencias que presentan los países en el índice a lo largo del tiempo son: Producto Interno Bruto per cápita; expectativa de vida saludable; tener alguien con quien contar; libertad percibida para tomar decisiones; libertad de la corrupción; y generosidad.

A pesar de que Dinamarca ha perdido el lugar de honor en favor de sus vecinos noruegos, los investigadores del Instituto para la Búsqueda de la Felicidad de Copenhague no están decepcionados.

Entre los primeros diez figuran Finlandia en el quinto puesto, seguido de Holanda (6°), Canadá (7°), Nueva Zelanda (8°), en tanto Australia y Suecia comparten el noveno lugar.

De cualquier modo, sí existen muchas personas que vinculan el dinero a la felicidad.

Estados Unidos quedó en el lugar 14, perdiendo un puesto desde el año pasado.

"Los países felices son aquellos que gozan de un equilibrio sano entre la prosperidad, medida de una forma convencional, y el capital social, que significa un grado de confianza elevado en una sociedad, con bajas desigualdades y confianza en el gobierno", afirma Jeffrey Sachs, director del SDSN y consejero especial del Secretario General de Naciones Unidas. De acuerdo con la CCSS, la fluoxetina de 20 milígramos (mg), más conocida como Prozac, es la de mayor consumo entre los cuatro medicamentos más empleados contra la depresión en el país, a la que le siguen la amitriptilina de 10 mg, la imipramina de 25 y 10 mg, y la venlafaxina de 75 mg.

Países afectados por guerras y catástrofes se ubican en los últimos lugares de la escala.

La metodología para medir la felicidad consiste en una encuesta entre 1.000 personas en cada país analizado, que responden a una serie de preguntas sobre la percepción de su calidad de vida.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias