EEUU acusa a funcionarios y hackers rusos de ciberataque a Yahoo

Los ataques Yahoo comprometieron más de mil millones de cuentas de usuarios.                  Justin Sullivan  Getty Images

"Incluso afectaron a periodistas rusos, empleados de empresas que trabajan con la empresa de internet, así como empleados de servicios financieros y otras áreas comerciales", agregó.

La entidad estadounidense afirmó que los cuatro intentaron acceder ilegalmente a información sobre millones de suscriptores de Yahoo, Google y otros proveedores de correo web. Baratov fue detenido ayer en Canadá, dice el Departamento de Justicia. Otro, Alexey Belan, está en la lista del FBI de los cibercriminales más buscados y ha sido declarado culpable varias veces en Estados Unidos. "Esperamos tener alguna información oficial", dijo.

Los agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB) acusados son Dmitry Dokuchaev e Igor Sushchin, dos funcionarios rusos que se dedican a investigar los delitos cibernéticos, según detalló McCord en la rueda de prensa. Belan y Baratov eran hackers pagados a los que el FSB les encargó infiltrar las cuentas, señalaron los fiscales.

Bloomberg reportó que las autoridades han revelado que requerirán la cooperación internacional ya que uno de los responsables se encuentra en Canadá y el resto en Rusia.

La acusación ofrece mucha información nueva sobre el ciberataque a Yahoo en 2014 que afectó a 500 millones de cuentas, que reveló la compañía el año pasado y acusó a un "actor patrocinado por el estado".

El FBI sospechaba del FSB ruso desde hacía tiempo, pero ahora ha logrado encontrar evidencia para demostrarlo, según el departamento de Justicia.

Ataques anteriores que las autoridades estadounidenses han dicho que perpetraron los hackers rusos expusieron los mensajes de correo electrónico del presidente de la campaña de Hillary Clinton, John Podesta, y el funcionamiento interno del Comité Nacional Demócrata.

Debido a que EEUU y Rusia no tienen un acuerdo de extradición, es imposible que los cuatro acusados comparezcan ante la justicia estadounidense, pero se especula con el uso otras herramientas de coerción como las sanciones.

En su momento, Yahoo aseguró que entre los datos robados no había información de pago (números de tarjetas de crédito, por ejemplo), pero sí contraseñas y preguntas de seguridad.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias