Espiar es nuestro trabajo — CIA a WikiLeaks

En respuesta a sus comentarios, el portavoz de la CIA, Jonathan Liu, dijo en un comunicado que, "como hemos dicho previamente, Julian Assange no es exactamente un bastión de la verdad y la integridad".

Sin embargo, no divulgó sus especificaciones técnicas para evitar que "periodistas, gente de los gobiernos y ciudadanos corrientes" sean atacados con ellos.

Los documentos que se publicaron revelaban que la CIA puede apoderarse del control de los televisores inteligentes de Samsung o de los teléfonos iPhone, entre otros dispositivos, para espiar a sus usuarios.

WikiLeaks informa que se trata de la mayor filtración de documentos de la historia de la CIA, la cual "recientemente perdió el control de la mayoría de su arsenal de hacking, incluyendo software, virus maliciosos, troyanos, sistemas de control remoto y documentación asociada".

La filtración de WikiLeaks incluyó la publicación y liberación de 8.761 archivos internos de la CIA, y según detalló el portal contiene datos de 2013 a 2016 y recoge la artillería tecnológica desarrollada por los servicios secretos para infiltrarse a través de Internet en todo tipo de aparatos domésticos y convertirlos en sirvientes, incluso con escuchas.

Aunque la agencia se ha negado a confirmar o desmentir el origen del material, la filtración es atribuida, según fuentes cercanas a la investigación, a personas cercanas a la CIA.

La CIA respondió acusando a WikiLeaks de ayudar a los enemigos de Estados Unidos y, según el Washington Post, lanzando un gran operativo para identificar a quien consiguió y filtró los documentos.

"Pese a los esfuerzos de Assange y su gente, la CIA sigue recopilando de forma activa información de inteligencia en el exterior para proteger a Estados Unidos de los terroristas, estados hostiles y otros adversarios". El portal sostiene que la CIA ha aumentado sus capacidades en la lucha cibernética hasta rivalizar con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense.

Assange, refugiado desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, calificó de "devastador acto de incompetencia" por parte de la CIA que se haya distribuido el software destinado a penetrar en ordenadores, teléfonos y televisiones inteligentes.

"WikiLeaks posee bastante más información sobre qué ha estado pasando con este programa de armas cibernéticas", afirmó Assange.

"Hemos decidido trabajar con ellos, lo que quiere decir que ofreceremos a compañías como Apple y Google acceso exclusivo a toda la información técnica que tengamos acerca de las herramientas y vulnerabilidades aprovechadas por la CIA, con la intención de que puedan solucionar los fallos y actualizar sus sistemas".

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias