Vinculan a Estado Islámico con atentado frustrado en Alemania

Limbecker Platz es un complejo de varias plantas con unas 170 tiendas

'Como policías somos la autoridad de seguridad aquí y hemos decidido cerrar el centro comercial', indicó el vocero de la Policía, Christoph Wickhorst, al ser preguntado sobre la decisión de cerrar temporalmente el local.

Según informó la policía, el centro de Limbecker Platz, un complejo de varias plantas con unas 170 tiendas -de supermercados y droguerías a tiendas de moda y tecnología- en el centro de la ciudad, permanecerá "por razones de seguridad" completamente cerrado.

A partir de la información, la policía colaboró con la administración del centro comercial para cerrarlo y lo acordonó hoy.

Asimismo, la televisión regional pública WDR informó que el intento de ataque tenía un "trasfondo islamista": aseguró que una persona vinculada al grupo islamista radical Estado Islámico (EI) encargó un atentado con explosivos en una llamada desde el extranjero y que inmediatamente mandó a través de internet las instrucciones para fabricar una bomba.

El detenido fue puesto en libertad ayer, domingo, después de que el sábado quedara también libre el segundo arrestado en la investigación, confirmó un portavoz policial a los medios locales.

Por su parte, la cadena "N-TV" agregó que las informaciones obtenidas por los servicios secretos eran "muy concretas" y contaban con detalles sobre la hora y el lugar del atentado.

Acordarán reducción de comisiones
Cuando un mercado funciona bien, los consumidores exigen y las empresas se esfuerzan para trabajar mejor " Añadió el funcionario. Cabrera y Braun aclararon que el acuerdo por la rebaja de los aranceles no alcanza a las denominadas "tarjetas no bancarias".

Tanto el centro comercial como el estacionamiento del mismo estuvieron resguardados por la policía antiterrorista para que nadie entrara al recinto.

Policías armados y furgonetas rodearon el centro comercial, uno de los más grandes de Alemania, con más de 200 puntos de venta, pero las carreteras cercanas estaban abiertas al tráfico.

Tiene más de 200 tiendas y recibe hasta a 60.000 personas en un sábado corriente, según el sitio web del centro comercial de Essen, en el oeste de Alemania.

No obstante, el comunicado subraya que "por el momento no hay ningún indicio concreto de un ataque planeado contra" el complejo comercial llamado Centro.

El nivel de alerta por amenaza extremista es elevado desde hace meses en Alemania, donde el año pasado se registraron tres atentados islamistas.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias