Hermosillo y Alarcón se postulan a presidencia de Cruz Azul

Cruz Azul y Necaxa, a salvo

El verbo "Cruzazulear" sumó un nuevo ejemplo a su colección esta noche en la visita a Puebla.

La derrota del domingo ante el Puebla (2-1), nuevamente de último minuto, arrojó la más reciente decepción a la afición celeste, cuyos golpes no se han limitado a lo que ocurre en la cancha, pues este incremento a los precios del Estadio Azul supone echarle sal a la herida.

La primera jugada clara del partido sirvió para que La Máquina abriera el marcador apenas al minuto 4, cuando el ecuatoriano Ángel Mena sacó un centro al área desde el sector derecho, el cual fue rematado de palomita por Rafael Baca para colocar el 0-1.

Sobre el trabajo que ha realizado el estratega español, Paco Jémez y los últimos resultados del equipo, Álvarez aseguró no encontrar una explicación lógica para lo que sucede con el equipo cementero.

Cruz Azul ha demostrado en el Clausura 2017 no saber manejar los segundos tiempos.

Para el 89′, Christian Giménez tuvo un tiro libre que apenas pudo desviar el portero Fabián Villaseñor y para el agregado la tragedia sucedió. Y al 93′, Cristian Esparza los mató, aunque parecía que Jesús Corona pudo haber hecho más. El Estadio Cuauhtémoc se volvió loco, tanto como el entrenador José Cardozo, quien celebró como si se tratara de un campeonato.

Con este resultado, el Puebla se mantiene en el último lugar de la tabla general con 13 puntos, producto de tres victorias, cuatro empates y siete derrotas.

Más allá de la cosecha individual, Cruz Azul podría tener un ligero respiro en el partido de la Jornada 16 entre Puebla y Necaxa, donde al menos uno de los dos implicados tendría que perder puntos, un posible 'salvavidas' ante el que podría ser uno de los mayores sinsabores para el equipo de la Noria.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias