Maduro destituye a Delcy Rodríguez como canciller de Venezuela

Los opositores al régimen de Nicolás Maduro se quejan en la Asamblea de la OEA de que están siendo asesinados

El presidente Nicolás Maduro, este jueves, 22 de junio, le pidió al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, renunciar a su cargo "por inmoral".

La Asamblea General de la OEA rechazó los 10 proyectos de resolución presentados por Venezuela, entre ellos uno sobre los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y otro sobre el muro que EU quiere construir en la frontera con México.

Los votos no se consiguieron, reconoció Videgaray, porque países del Caribe, que reciben petróleo venezolano en condiciones preferenciales, cambiaron su voto de último momento.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, deja el cargo para postular como candidata a la Asamblea Nacional Constituyente de su país.

En este sentido, Almagro advirtió que la OEA "no ha guardado ni guardará silencio respecto a la crisis de Venezuela", oportunidad que aprovechó para recordar que "el silencio permitió el ascenso de Hitler o el genocidio en Ruanda".

Por su parte, manifestó que solo con la salida del diplomático uruguayo Venezuela regresaría a la OEA, tras solicitar su retiro formal el 28 de abril del presente año y ratificado el pasado lunes en Cancún por su ex canciller, Delcy Rodríguez.

Agregó que sólo reconsideraría el reingreso de Venezuela a la OEA si renuncia el secretario general, Luis Almagro, y si se establece un plan de restructuración para que el organismo ya no esté controlado por Estados Unidos. Sería la única forma de que yo pensaría en algún regreso, que Luis Almagro renuncie. La Asamblea General, es el máximo órgano de decisión de la OEA y se reúne año con año en sesiones ordinarias; desde 1948 su función consiste en ser el principal foro de diálogo político y cooperación en América.

Maduro designó a Moncada "para mantener el combate por la verdad de nuestra patria" frente a la campaña impulsada por Estados Unidos (EE.UU.) contra el Gobierno venezolano en la OEA, aseguró ante un consejo de ministros.

Las protestas, muchas veces violentas y duramente reprimidas, se intensificaron desde el 1 de mayo, cuando Maduro convocó una Asamblea Nacional Constituyente como solución a la crisis, algo que la oposición consideró un intento ilegal de perpetuarse en el poder y de evitar celebrar elecciones largamente pospuestas.

Videgaray, quien moderó las sesiones y tuvo evidentes roces con Rodríguez, se despidió de ella con tono irónico en plena Asamblea: "Gracias canciller, que le vaya bien".

Sin embargo, la posible resolución conjunta de la OEA, que al final no prosperó, sobre la crisis política y social de Venezuela fue el centro de todos los focos.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias