Merkel le regaló al Papa dulce de leche y alfajores

Los productos fueron adquiridos por la canciller alemana durante su reciente visita oficial a Argentina

Esta es la quinta vez que se los dos se reunén en el Vaticano.

"Usted ya los conoce", dijo Merkel a Francisco al entregarle el regalo, que parece haber dejado muy contento al Papa.

Tras el encuentro, que duró 38 minutos, Merkel explicó a los medios que con el pontífice había abordado, con "sintonía", temas como la importancia de un mundo multilateral sin muros o la importancia del continente africano por su proximidad a Europa y los Acuerdos sobre el Clima de París.

Posteriormente, la canciller visitó al cementerio teutónico, situado junto a la basílica de San Pedro y donde se encuentra un centro cultural dedicado al papa emérito Benedicto XVI.

Esta visita forma parte de una serie de contactos bilaterales que Merkel está llevando a cabo antes de la cumbre del G20 que se celebrará en Hamburgo el 7 y 8 de julio.

En el diálogo, ambos lamentaron la decisión de Estados Unidos de abandonar el Tratado de París para el abatimiento de los gases que provocan el efecto invernadero, determinada hace algunos días por el presidente Donald Trump.

El Vaticano dijo que las conversaciones se enfocaron en la necesidad de que la comunidad internacional combata la pobreza, el hambre, el terrorismo y el cambio climático.

Merkel llegó al Vaticano junto a su marido, Joachim Sauer, y fueron recibidos por el prefecto de la Casa Pontificia, el también alemán Georg Ganswein.

Francisco dio las condolencias a Merkel por el reciente fallecimiento del ex líder alemán Helmut Kohl, según aseguró la canciller a periodistas tras el encuentro.

Francisco entregó a la mandataria un telegrama en el que define a Kohl, patriarca de la Unión Cristianodemócrata de Merkel, como "gran hombre de Estado y europeo convencido que trabajó con altura y dedicación por el bien de los alemanes y de los países colindantes europeos".

Y subrayó "su compromiso a favor de la paz y de la reconciliación".

La Canciller, que recientemente ha realizado un viaje oficial a distintos países latinoamericanos, entre ellos Argentina, obsequió al papa con tres tarros de dulce de leche, típico de su país natal, y con una colección de discos del compositor Ludwig van Beethoven.

En el intercambio de regalos, el papa obsequió a la jefa de Gobierno alemán una medalla con una rama de olivo.

La canciller alemana -que según sondeos será reconfirmada en el cargo en las elecciones del 24 de septiembre próximo en su país-, se reunió luego con el cardenal, Pietro Parolin, secretario de Estado y con el "canciller" del Vaticano, el arzobispo Paul Gallagher.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias