Así destruyen las últimas armas de las Farc

El alto Comisionado para la Paz Rodrigo

Durante el acto final de inhabilitación realizado el día de hoy, en el depósito central en el municipio de Funza, Cundinamarca, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos confirmó que las armas utilizadas por más de medio siglo para provocar destrucción y muerte, ahora servirán para hacer monumentos que exalten la paz y la vida.

"Cada arma fue registrada, todo siguió un proceso, yo creo que pocos procesos en el mundo se desarrollaron como se desarrolló este proceso de dejación de armas aquí en Colombia", afirmó.

En total, fueron 8.994 armas las que dejaron de funcionar dado a un procedimiento acordado por las partes -el Gobierno y las Farc-, en el que se puso como condición que al inhabilitarlas se preservara su forma. Por ello, las armas cortas se inhabilitaron con cuatro cortes, y los fusiles con cinco.

"Esta es la tercera y última fase del proceso de dejación de armas".

En la mañana de este viernes, funcionarios de Naciones Unidas, funcionarios de este organismo procedieron a destruir las últimas armas dejadas por las Farc las cuales estaban almacenadas en contenedores.

El informe de la Misión de la ONU, sumando todo el proceso, da cuenta de 1.765.862 municiones de diferentes calibres de armas ligeras; 38.255 kilogramos de explosivos diversos; 51.911 metros de cordón detonante y mecha lenta; 11.015 granadas de mano y de 40 mm; 3.528 minas antipersonal; 46.288 iniciadores-estopines; y, 4.370 municiones de mortero, entre los que había de 81 mm, 60 mm y cohetes.

"La Misión de la ONU está dando cumplimiento al cometido que le otorgaron el Gobierno de Colombia y de las FARC el 15 de enero de 2016, cuando le solicitaron la verificación internacional de cese el fuego y dejación de armas", subrayó Arnault.

Precisamente, tras ser "inhabilitadas" serán convertidas en tres monumentos que se instalarán en la sede de la ONU, Cuba -donde tuvieron lugar los diálogos de paz- y en un punto por determinar de Colombia. "A partir del 26 septiembre las Naciones Unidas lo entregarán al Ministerio de Cultura, entendiendo que es la institución apropiada en la arquitectura institucional colombiana para ocuparse de estos temas con la orientación misional adecuada", dijo el comisionado.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias