Crimen rebasó a instituciones de seguridad, admite Peña Nieto; defiende mando único

Peña Nieto encabeza 42 Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública

Este viernes 1 de septiembre inicia el periodo de sesiones y el último año de la actual legislatura en el congreso de la unión, con la entrega del quinto informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (tlcan) y una agenda ya definida, en la que se incluyen temas como el presupuesto 2018, la definición de los fiscales general y anticorrupción; combate a la inseguridad nacional, con la elección de mando mixto o mando único policial; la ley de seguridad interior y la aprobación del nuevo titular del banco de México, entre otros.

Destacó su compromiso de reforzar la seguridad en los estados y coadyuvar a que los gobiernos locales cumplan con su responsabilidad de fortalecer sus instituciones de seguridad.

Luego de mencionar las cifras de inversión pública federal en la materia, Peña Nieto ejemplificó que, en 2011, tres de cada 10 homicidios no tenían relación con el crimen organizado, mientras que ahora son cinco de cada 10, esto es que, el 50% de los homicidios son responsabilidad del fuero común.

Estas cifras indican que "un 50% de los homicidios registrados en el país son por fenómenos delictivos locales relacionados con el robo, el secuestro, el pandillerismo, la violencia intrafamiliar o la violencia contra la mujer", detalló.

Por ello, resaltó la importancia de que, desde lo local, se cuente con mejores herramientas, mecanismos y estrategias para hacerle frente a la realidad que hoy estamos viviendo.

En contraparte, el jefe del Ejecutivo recordó que su propuesta enviada al Legislativo en diciembre de 2014 contempla transformar mil 800 cuerpos de seguridad en 32 policías estatales, únicas, profesionales, más confiables y capaces.

El avance de la seguridad pública debe estar acompañado necesariamente de un sistema de procuración e impartición de justicia de calidad, ágil y eficiente, recalcó.

El Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP) acordó ayer impulsar ajustes al modelo nacional de control de confianza, con el fin de contar con personal de seguridad y justicia más confiable y dar mejores resultados en la materia.

Uno de los mayores problemas además de la violencia durante el sexenio es el alto nivel de corrupción e impunidad, que en palabras de The New York Times, implica "una cuestión de supervivencia del Estado".

"Debemos trabajar en un mismo frente, haciendo cada uno la parte que le corresponde".

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias