México declara persona non grata a embajador de Corea del Norte

Carlos Barria                              
                     Reuters

El embajador de Corea del Norte en México, Kim Hyong Gil, calificó de "ignorante" la medida que tomó el gobierno al expulsarlo del país y declararlo como persona non grata.

El texto rechaza la reciente actividad nuclear efectuada por ese país, que significa una franca y creciente violación del derecho internacional y una grave amenaza para la región asiática y para el mundo.

Ante la conducta del régimen de Pyongyang, el Consejo de Seguridad de la ONU ha emitido resoluciones que prohíben a Corea del Norte desarrollar armas nucleares y misiles balísticos y que sancionan a las personas o entidades relacionadas con estos programas. El documento también hace hincapié en la instrucción para las dependencias gubernamentales de cumplir plenamente las resoluciones de Naciones Unidas sobre Corea del Norte.

Carlos de Icaza González, subsecretario de Relaciones Exteriores, aseguró que la medida de expulsar al embajador de Corea del Norte fue dura, pero inevitable, "pues es una manera de manifestar nuestro desagrado frente a las constantes violaciones que comete dicha nación".

La Secretaría de Relaciones Exteriores, tan ocupada estos días en ofrecer una interpretación light de los desdenes diarios de Donald Trump, ardua tarea esa de soslayar agravios, ha decidido ponerle plazo de 72 horas al embajador de Corea del Norte para que se vaya, es decir, lo ha declarado "persona non grata".

Estados Unidos detalló el miércoles de esta semana las nuevas sanciones que desea les sean impuestas a Corea del Norte en respuesta a el ensayo nuclear efectuado por Pyongyang el domingo pasado. En paralelo, se han acelerado los lanzamientos de misiles balísticos, los cohetes que deberían ser capaces de transportar estas bombas miniaturizadas hacia su objetivo, con especial hincapié en los proyectiles de medio y largo alcance. "Estas son obligatorias para todos los países miembros, incluyendo México", explicó el texto.

Dijo por último, que la política nuclear de Norcorea obedece a la política de hostilidad de Estados Unidos y México no tiene nada que ver con esto.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias