Pensaron que era cáncer, en realidad había un juguete en su pulmón

Médicos creían que era cáncer, pero se tragó un juguete

Un hombre de Inglaterra recibió un diagnóstico equivocado, pues los médicos creían que tenía cáncer pero en realidad era un juguete que se tragó en su niñez.

Cuando revisaron los escáneres que le habían realizado, se dieron cuenta de que esa sombra no era una señal de la terrible enfermedad, sino que se trataba de un cono de tráfico de Playmobil que le habían regalado en su séptimo cumpleaños.

El diagnóstico era de gravedad para el hombre y fue turnado con los especialistas, que le anticiparon un panorama negro. Después de llevar más de un año con un fuerte dolor en el abdomen y una particular mucosidad de color amarillo, fue a visitar al doctor.

Los médicos tomaron una radiografía de los pulmones del paciente y encontraron una masa en su pulmón derecho que redujo significativamente el volumen del órgano. Según la opinión de los médicos que le atendieron al inhalar el objeto cuando era pequeño su pulmón se adaptó a él, por lo que nunca llegó a sospechar sobre ello.

Parecía un tumor maligno pero al realizar una broncoscopia encontraron un objeto extraño alojado en su pulmón y lo retiraron con fórceps.

Sin embargo, para sorpresa de todos, las pruebas realizadas en el Royal Preston Hospital demostraron que aquella mancha no era un tumor.

Normalmente, cuando los niños se tragan uno de estos pequeños objetos, los padres se dan cuenta rápidamente porque tosen y se ahogan, pero esto no le sucedió a este hombre.

En el informe, los médicos escribieron: "Finalmente encontró su cono perdido de Playmobil en el último sitio en el que se le hubiese ocurrido mirar".

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias