Venezuela defiende situación de derechos humanos ante la ONU

Limpieza étnica en Myanmar. Acuerdo nuclear. Diada de Cataluña

Hussein, en su discurso inaugural en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que comenzó este lunes, 11 de septiembre, en la oficina en Ginebra (Suiza) de la organización, recordó que según las cifras de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), 270.000 musulmanes de Arakán se refugiaron en Bangladés en tres semanas.

"Mi investigación sugiere la posibilidad de que se hayan cometido crímenes contra la humanidad (.) Exhorto al Consejo (de Derechos Humanos de la ONU) a lanzar una investigación internacional sobre las violaciones de los derechos humanos en Venezuela", afirmó Zeid.

Al mismo tiempo exigió al Alto Comisionado el cese esas "agresiones" contra el país.

La oposición acusa al gobierno de represión, mientras que el Ejecutivo asegura que los manifestantes realizaron protestas violentas y actos terroristas.

"Hay un peligro muy real de que las tensiones aumenten aún más, con el gobierno aplastando las instituciones democráticas y las voces críticas", advirtió Zeid, pidiendo una investigación internacional. Por ello, la chavista Delcy Rodríguez emitió su cadena de publicaciones en la red social en la que tildó de "príncipe imperial" al alto comisionado y lo acusó de justificar "terribles violaciones de DDHH de EE.UU. y sus aliados contra la humanidad". "Cinismo de Alto Comisionado DDHH ONU rompe todos los esquemas morales y éticos y avala violencia de la derecha venezolana contra el pueblo", expresó a través de Twitter Rodríguez, jefa de la plenipotenciaria ANC, un órgano integrado únicamente por oficialistas y señalado de fraudulento por varios países, reseñó Efe.

Dijo que una investigación realizada por su oficina había señalado el uso generalizado de "procedimientos penales contra dirigentes de la oposición, el recurso a detenciones arbitrarias, el uso excesivo de la fuerza y los malos tratos a los detenidos, que en algunos casos equivale a tortura".

El canciller venezolano replicó rechazando este informe "plagado de mentiras" y "ofensas a nuestro país", que "parece responder a directrices de Estados Unidos, principal violador de derechos humanos en el mundo".

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias