A horas de viajar a Puerto Rico, Pence visita iglesia en Kissimmee

Mike Pence

"Hubo dos muertes adicionales confirmadas, una en Patillas por caída de escombros, y una en San Germán, por caída de un árbol luego del evento a una persona", indicó, según el periódico local El Nuevo Día, el primer ejecutivo durante la conferencia de prensa que ofrece diario para brindar reportes actualizados.

Al respecto, mencionó que el Cuerpo de Ingenieros y el Departamento de Defensa de Estados Unidos laboran para montar barreras de concreto para mitigar cualquier emergencia.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo que su país se mantendrá junto a Puerto Rico en cada paso de su camino hacia la recuperación, después de que el huracán María dejara 36 muertos en ese territorio caribeño.

En cuanto a las ayudas inmediatas del Gobierno federal destinadas a daños, insistió que espera que las aporte en su totalidad Washington o que el Ejecutivo de la isla únicamente pague un 10 por ciento del total.

A su llegada el jueves al aeropuerto de Orlando, Pence se reunió con un grupo de puertorriqueños que acababan de arribar y estaban siendo atendidos por organismos de asistencia.

El vicepresidente fue de mesa en mesa y habló con los recién llegados, incluida Burgos, de la localidad de Naranjito.

Visitando a los lugareños en una iglesia, Pence invitó a su esposa Karen, la "capitana de oración" de la familia, para dirigir a la congregación en oración.

Rosselló Nevares le solicitó a Pence, entre otras cosas, que se conceda la dispensa de la Agencia Federal de Manejo de Emergencia (FEMA, en inglés) de trabajo permanente, que se flexibilicen los requisitos del Programa de Asistencia Nutricional para que los beneficiarios puedan retirar efectivo y emplearlo en comida procesada y que el gobierno estadounidense pueda suministrar cualquier equipo excedente que pueda servir a las autoridades locales.

El viaje de Pence al centro de Florida, donde se asienta una de las comunidades de puertorriqueños más numerosas en EE.UU., se produce poco después de las críticas que recibió el presidente Trump tras la visita de cinco horas que efectuó a la isla el pasado martes y los comentarios que hizo vía Twitter, en especial contra la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz.

El encuentro de Pence con miembros de la enorme comunidad puertorriqueña del centro de la Florida se produjo en la antesala de su viaje del viernes a Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses, que lidian con los problemas causados por el gigantesco huracán.

"No hay nada como la casa de uno", expresó.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias