Audrey Azoulay, nueva directora de la UNESCO

Azoulay aseguró que tratará de aplicar la Agenda de
Desarrollo Sostenible de 2030.  Xinhua

- Con 30 votos de 58 que integran el Consejo Ejecutivo, la diplomática francesa Audrey Azoulay fue designada como nueva directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en sustitución de la búlgara Irina Bokova, quien ocupó el cargo durante ocho años.

De esta forma, Azoulay lanzaba un dardo a Estados Unidos y a Israel, un día después de que anunciaran que abandonarán la Unesco descontentos con su modo de funcionamiento pero, sobre todo, por su supuesta "tendencia antiisraelí".

La francesa Audrey Azoulay disputará al catarí Hamad bin Abdulaziz al Kawari la dirección general de la Unesco en la votación que tendrá lugar en su Comité Ejecutivo esta tarde, tras haber batido hoy en un desempate a la egipcia Moushira Khattab.

El presidente francés, Emmanuel Macron, celebró su victoria en Twitter, afirmando que "Francia continuará luchando por la ciencia, la educación y la cultura en el mundo".

Azoulay, que tiene orígenes judíos y marroquíes, recibió el apoyo de Egipto, cuya candidata Mushira Jattab había llegado segunda al igual que la francesa en el la votación del jueves por la noche, pero que fue eliminada este viernes en un voto organizado para ver cuál de las dos seguía en carrera.

Antes de la elección, Azoulay había declarado a los periodistas que su candidatura buscaba "restaurar la eficacia y la credibilidad" de la agencia, que "atraviesa una crisis política profunda".

Frente a las divisiones dentro de los países árabes, Francia presentó a Azoulay como una figura de consenso que podría mejorar las relaciones y aliviar las tensiones causadas por las recientes resoluciones contra Israel.

La crisis por la posición de Estados Unidos se incubó desde hace años por las controvertidas posiciones de la Unesco sobre Jerusalén y Hebrón, defendidas por los países árabes.

Poco después, Israel anunció que hará lo mismo.

En 2011 Barack Obama fue quien suspendió la financiación a la entidad debido a que la Unesco aprobó a admisión de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como miembro de pleno derecho de esta organización.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias