Cataluña: comunidad internacional apoya a España y aboga por la unidad

Indignación en Francia por una publicidad que incita a la

En rueda de prensa, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa tras la declaración unilateral de independencia en el Parlamento de Cataluña.

Unión Europea. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aseguró este viernes que la declaración de independencia de Cataluña no cambia nada y que España se mantiene como el "único interlocutor" de la Unión Europea.

"Espero que el gobierno español favorezca la fuerza del argumento, no el argumento de la fuerza", reiteró ayer Tusk.

La resolución se basa en los resultados del referéndum de independencia del 1 de octubre (que no tiene reconocimiento del Estado español) en el que más de dos millones de personas votaron y dieron el triunfo al proyecto de independencia.

Desde Moscú, las autoridades rusas reiteraron que su posición respecto de la situación de Cataluña "no ha cambiado" y "sigue siendo la misma", en alusión a que lo considera un asunto interno español.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, expresó igualmente su respeto por las decisiones que tome el Gobierno español ante la declaración unilateral de independencia por parte de la región de Cataluña.

País vecino de España, Portugal expresó, en voz de su primer ministro, el socialista António Costa, su "total solidaridad" con la defensa de la unidad de España y su deseo de que se aseguren los canales de diálogo bajo el cumplimiento de la Constitución española.

"Nadie en la Unión Europea va a reconocer esa declaración", aseguró por su parte el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en un comunicado.

Italia "no reconoce ni reconocerá" la declaración de independencia de la región española de Cataluña, afirmó el ministro de Exteriores italiano, Angelino Alfano, a la vez que calificó esa decisión del Parlamento de esa comunidad autónoma de "gesto gravísimo y fuera del marco de la ley". "Georgia y el pueblo georgiano apoyan firmemente la soberanía e integridad territorial del Reino de España", señala la carta.

Al día de hoy sólo las repúblicas separatistas de Osetia del Sur y de Abjasia, que rompieron con Georgia en 2008 y no han sido reconocidas internacionalmente, se han mostrado dispuestas a estudiar el reconocimiento de Cataluña si reciben una solicitud en ese sentido. "Seguimos queriendo ver que se mantiene el Estado de derecho, que se respeta la Constitución española y que se preserva la unidad".

Asimismo, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró en Quebec que "Canadá reconoce una España unida", mientras que el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, aseveró en Twitter que "México no reconocerá la declaración unilateral de independencia de Cataluña".

"El secretario general anima a todas las partes a buscar soluciones dentro del marco de la Constitución española y a establecer canales políticos y legales", señaló el vocero de Guterres, Farhan Haq.

"Una crisis política sólo puede resolverse mediante el diálogo", tuiteó Michel, después que el parlamento catalán proclamara la independencia y el Senado español autorizara a Madrid a intervenir la autonomía de esta región del noreste de España.

La sesión tuvo una primera parte de debate en la que los grupos parlamentarios fijaron su posición, y en la que solo los grupos de Juntos por el Sí y la CUP (que suman 72 de los 135 diputados) respaldaron aprobar la declaración.

Algunos se muestran escépticos, creen que la alegría no durará mucho tiempo.(FOTO: EFE). Gustavo Morales, profesor de Ciencias Jurídicas de la Universidad Javeriana de Cali, explicó que comercialmente un Estado catalán sufriría de un cerco diplomático, iniciado por la Unión Europea, puesto que la aprobación de una secesión daría pie a que más poblaciones del continente intensifiquen sus movimientos independentistas.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias