El muro como prioridad y más deportaciones — Trump recargado

Donald Trump habla con la prensa en la Casa Blanca 6 de octubre de 2017

En cuanto al fomento de una inmigración basada en el mérito, la propuesta de Trump contempla, sin dar cifras, poner límites a los permisos de residencia o "green cards" para cónyuges e hijos menores de edad de aquellos que ya viven en EEUU, así como crear un sistema de puntos para obtener esas tarjetas.

La Casa Blanca envió propuestas al Congreso sobre cambios en la legislación migratoria, comunicó a periodistas Marc Short, director de asuntos legales de la administración estadounidense.

Ayer La Casa Blanca le puso el toque agridulce a las expectativas de millones de inmigrantes que esperan una propuesta migratoria integral, al enterarse que el presidente Donald Trump presionará a los legisladores en el Congreso, para que cierren la frontera contra miles de niños que huyen de la violencia en Centroamérica, como condición a cualquier acuerdo con los demócratas que permita a los jóvenes "dreamers" permanecer legalmente en los Estados Unidos, según publicó ampliamente el diario The New York Times.

Antes, Trump había dicho que quería un acuerdo de DACA que incluyera una cantidad de dinero importante para la seguridad fronteriza y el financiamiento eventual para su muro con México. La Casa Blanca tiene previsto presentar su nuevo plan migratorio a los inmigrantes la semana que viene, según la revista 'Washington Examiner'.

El presidente Donald Trump dijo el domingo a los líderes del congreso que sus prioridades estrictas de inmigración deben ser promulgadas a cambio de ampliar la medida que ampara de la deportación a cientos de miles de inmigrantes jóvenes, muchos de los cuales fueron traídos ilegalmente de niños a Estados Unidos.

El documento enviado a los congresistas no establece en cualquier caso que sea o esto o nada; es decir, si el Congreso lograra aprobar un proyecto de ley que sólo afecte a los soñadores, quedaría por ver si Trump, que se ha mostrado favorable a una solución para estos jóvenes, lo firmaría para que se convirtiera en ley.

La política inmigración llega un mes después de que el Departamento de Justicia asegurara que se detendrá el programa de Acción Diferida para la Llegada de Niños promulgado durante el gobierno del ex presidente Barack Obama, y dejará una ventana de seis meses para que el Congreso pase una reforma integral de inmigración. El representante demócrata Joaquin Castro, de Texas, dijo que el gobierno pretende "utilizar a los dreamers como moneda de cambio para lograr sus metas de deportaciones y detenciones".

También pide el drástico recorte de fondos federales a las llamadas "ciudades santuario", que se niegan a cooperar en la identificación de inmigrantes en situación irregular. Los legisladores demócratas han rechazado explícitamente muchas de estas políticas. Doug Andres, portavoz del presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, dijo que el grupo de trabajo sobre inmigración de la cámara baja revisará la lista y la consultará con los miembros republicanos y el gobierno.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias