Donald Trump visita Corea del Sur

Donald Trump presidente de EEUU en la base aérea de Yokota

La aprobación de este nuevo paquete de sanciones unilateral se produce un día antes de que aterrice en Corea del Sur el presidente estadunidense Donald Trump en el marco de su gira asiática, en la que la actual crisis con Corea del Norte juega un papel central. En tanto el miércoles Trump ofrecerá un discurso en la Asamblea Nacional sobre sus perspectivas de la península coreana y del Nordeste de Asia.

Los grupos, que se han denominado a sí mismos "Acción colectiva para 'No a Trump'" (Collective Action for "No Trump"), criticaron al líder estadounidense por forzar a un aliado a comprar armamento y revisar el tratado de libre comercio (TLC) bilateral.

"Algunos sostienen que mi retórica (sobre Corea del Norte) es agresiva pero no olvidemos que ha ocurrido en los últimos 25 años con una posición tan débil", dijo. Los manifestantes lanzaron petardos y gritaron "No a Trump, No a la guerra", al unísono, cuando Trump y su partido tomaron el camino al lado de la plaza, en coche, para asistir a la cena de Estado en la oficina presidencial surcoreana, Cheong Wa Dae, organizada por el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, una hora más tarde.

"La tarea más urgente es poner fin a las provocaciones de Corea del Norte e incluirla en las negociaciones", dijo Moon en una rueda de prensa conjunta después de las negociaciones con el presidente de EEUU, Donald Trump.

Abe y Trump se mostraron plenamente de acuerdo en aplicar una "máxima presión" sobre Corea del Norte para forzarle a abandonar sus programas nuclear y de misiles, e hicieron gala de una amistad sin precedentes entre mandatarios de estos países aliados, después de celebrar una cumbre en Tokio.

Los manifestantes pro-estadounidenses llevaron a cabo mítines y reuniones de oración en varios lugares alrededor de la Plaza de Gwanghwamun, en las que corearon con entusiasmo consignas para dar la bienvenida al mandatario estadounidense.

Este ocho de noviembre se cumple un año desde que el presidente de Estados Unidos ganó las elecciones generales a la demócrata Hillary Clinton.

Tras llegada a Japón en la víspera, Trump volvió a endurecer el tono con Pyongyang al advertir que "ningún régimen y ningún dictador deberían subestimar la determinación de EU".

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias