Plantea Sessions se investigue a Hillary Clinton, por 'actos indebidos'

Hillary Clinton en el 'Book Expo' en New York el 1 de junio del 2017

La investigación incluiría presuntas irregularidades de la Fundación Clinton y el controvertido acuerdo con Rusia para minar uranio que Estados Unidos firmó en 2010, cuando Clinton era secretaria de Estado.

Cuando el exconsejero de Trump en la campaña para temas de política exterior, George Papadopoulus, se declaró culpable de mentir a agentes del FBI, admitió, por ejemplo, que dijo a Trump y a un grupo de colaboradores entre los que estaba Sessions, que tuvo contactos para ayudar a concretar una reunión entre el entonces candidato presidencial republicano y el presidente Vladimir Putin.

Según la carta, entregada el lunes, Sessions ordenó a altos fiscales evaluar la venta de la minera y "las supuestas negociaciones ilegales relacionadas con la Fundación Clinton y otros asuntos".

El anuncio de Sessions ocurre dos semanas después de que el presidente Trump, a través de su cuenta personal en Twitter, se lamentara de que aun siendo presidente él no tenía la autoridad para designar un fiscal especial e independiente que investigue a su excontrincante en las elecciones del 8 de noviembre de 2016.

Sessions también dijo no recordar con claridad lo que Papadopoulos testificó ante la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Aunque el Departamento de Justicia es parte del poder ejecutivo y sus prioridades históricamente están alineadas con las del presidente, se supone que la Casa Blanca no debe ejercer influencia sobre las decisiones de los procuradores en casos particulares.

Además, en respuesta a preguntas de la oposición demócrata, Sessions aseguró que no ayudará a Trump a tomar represalias contra sus enemigos políticos y, en ese sentido, destacó: "El Departamento de Justicia nunca puede ser utilizado para tomar represalias políticas contra oponentes y eso sería incorrecto".

Esa venta otorgó a Rosatom 20% de las reservas estadounidenses de uranio, y fue decidida luego de que Uranium One realizara varias donaciones a la Clinton Foundation, del expresidente Bill Clinton.

Durante la campaña, Trump prometió que haría que su fiscal general designara a un fiscal especial para investigar a Clinton por las polémicas donaciones a su Fundación y por el uso que hizo de un servidor de correo electrónico privado para tratar asuntos oficiales cuando encabezaba la diplomacia estadounidense.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias