Regresaré por justicia: Rubén Ramírez

La fecha de sentencia para Rubén Ramírez Cárdenas es el 8 de noviembre

Ramírez Cárdenas enfrenta pena de muerte por secuestro, violación y homicidio de su prima hermana Mayra Azucena Laguna, de 16 años de edad, en las inmediaciones de Retama Village, al sur de Texas, en febrero de 1997.

Estableció que el pasado 15 de octubre, el gobernador Miguel Márquez Márquez solicitó, a través de una carta a Greg Abbott, su homólogo de Texas, y a David Gutiérrez, presidente de la Oficina Ejecutiva de la sección de Clemencia, Junta de Perdones y Libertad Condicional de Texas, convocar a una audiencia de clemencia, revisión y reconsideración del juicio y del proceso.

La defensa de Ramírez Cárdenas ha argumentado que se le violaron sus derechos como extranjero, al haber sido detenido, sin que se notificara de ello a las autoridades de su país, privándolo de una ayuda legal crítica que pudo haber cambiado el tipo de sentencia que recibió.

Luego de que la sentencia de muerte se retrasara por más de cuatro horas, y que la defensa del mexicano interpusiera apelaciones ante la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos falló en contra de Cárdenas Ramírez pasadas las 21:00 horas.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores, luego de informar la ejecución, señaló que el gobierno de México se opone a la pena de muerte por considerarla una de las violaciones más esenciales de los Derechos Humanos, así como una sanción cruel e inhumana que socava la dignidad de las personas.

A Cárdenas, nacido en el estado mexicano de Guanajuato hace 47 años, lo declararon muerto a las 22.26 hora local (04.26 del jueves GMT) tras recibir una inyección letal en la prisión de Huntsville (Texas, EEUU).

Así mismo, lamentó que el gobierno de Texas y Estados Unidos incumplieran con el fallo de la Corte Internacional de Justicia, el cual ordenó revisar y reconsiderar el veredicto de culpabilidad y la sentencia impuesta.

Durante más de diez horas, Cárdenas Ramírez permaneció en la estación de policía y fue interrogado por nueve diferentes agentes de la policía y del Departamento del Sheriff del Condado de Hidalgo, sobre la desaparición de Mayra.

El oriundo de Irapuato aceptó que había cometido tal delito y dirigió a las autoridades hasta el lugar en el que violó a su prima y donde abandonó su cuerpo.

A lo largo de los últimos tres días diferentes miembros de la familia de Cárdenas Ramírez han acudido a visitar al reo en la Unidad Carcelaria Polunsky, en visitas que se han prolongado hasta por ocho horas.

Relacionada:

Comentarios


Otras noticias